+(34) 932851614 torrents@seyde.es

Servicios empresas

Disolución de sociedades

La disolución de una sociedad es la desaparición jurídica de la misma, pero no paraliza ni pone fin a su actividad, aunque si pasa a ser liquidatoria, por lo que una sociedad en esta situación debe añadir a su denominación social la expresión “en liquidación”.

El Real Decreto legislativo 1/2010, de 2 de julio, aprobó el texto de la actual Ley de Sociedades de Capital, y allí se señalan los casos en los que una Sociedad se puede disolver:

  1. Por el cese de la actividad (se entiende existe cese tras un periodo de inactividad superior a 1 año).
  2. Por la conclusión de la empresa que constituya su objeto.
  3. Por la Imposibilidad de conseguir el fin social.
  4. Por la paralización de los órganos sociales de modo que resulte imposible su funcionamiento.
  5. Por perdidas que dejen reducido el patrimonio neto a una cantidad inferior a la mitad del capital social.
  6. Por reducción del capital social por debajo del mínimo legal, que no sea consecuencia del cumplimiento de una ley.
  7. Porque el valor nominal de las participaciones sociales sin voto o de las acciones sin voto excediera de la mitad del capital social desembolsado y no se restableciera la proporción en el plazo de 2 años.
  8. Por cualquier causa establecida en los estatutos.
Empresas
Prevenimos Riesgos, Protegemos derechos y exigimos responsabilidades
Asesoría, asistencia y gestión a su alcance tanto a nivel nacional cómo internacional